Sin categoría TODOS SOMOS VENDEDORES

4 agosto, 2021by Mónica Mendoza0

Siguiendo los sabios consejos de algún amigo dado a la meditación, has decidido quedarte con tus cien pertenencias imprescindibles, y vender todo lo demás. Has dado tus primeros pasitos en webs como Segundamano o Loquo. Has conocido al comprador regateador, al que te pone alfombra roja, al que marea la perdiz, al que juega con varias barajas, etc. Consideras estas operaciones simples “mercadeos” que importunan tus escasos huecos libres. Pues déjame decirte que en ellas, estás proyectando una imagen de vendedor. ¿Que eres un respetable bibliotecario, médico o fisioterapeuta? Da igual. Cuando intentas vender, eres un VENDEDOR con todas las letras, igual que esos chicos de la inmobiliaria a los que ves todos los días pegados al móvil, paseando arriba y abajo como leones enjaulados. Además, en su momento, tú le vendiste a alguien que eras el más idóneo para tu puesto de trabajo. ¿O no?

¿Te ha costado un mundo colocar diez artículos? Destierra ya los conceptos de “mercadeo” e “importunio de huecos libres”. Si aún no lo has hecho, cuelga anuncios atractivos en Internet para cada uno de los 85 objetos que te quedan por vender. Escoge buenas fotografías (no te conformes con lo primero que salga por tu Iphone, por favor), redacta textos con palabras clave que enganchen (fíjate en las frases demoledoras de los anuncios de televisión), elige precios adecuados (las cifras acabadas en nueve son psicológicamente atractivas), planifica los encuentros con tus posibles compradores y ten pensadas sus posibles objeciones. El primer contacto telefónico o por correo es información vital de la que puedes extraer muchas conclusiones. Lleva una buena base de datos de operaciones, para no venderle tus comics eróticos a la ancianita del centro de jubilados y la máquina de coser al joven encargado del ciber-café. Trabaja guiones para conversaciones telefónicas con preguntas clave, y cuida el tono y modulaciones de tu voz. Que no parezca que te has acabado de levantar resacoso cuando alguien te llama.

Tendrás que vacunarte contra imprevistos. Alguien se entusiasma por tu colección de CDs de heavy metal. Te hace llevarlos a su domicilio. Los examina uno a uno durante una hora y…no se queda con ninguno porque es fanático de ediciones especiales con bonus tracks y gordos libretos, y no las Serie Media que comprabas para ahorrar pelas. Tu cara de cabreo parece la de Angus Young cuando ataca el tema “Highway to hell”. Paciencia. Otro día contactarás con un cinéfilo y volverás a casa con el triple del dinero esperado, por un DVD descatalogado lleno de tomas falsas de la escena de la ducha de “Psicosis”.

No hay diferencia entre ti y un vendedor profesional. De acuerdo, os halláis en distintos contextos, no te lo niego. Pero ambos QUERÉIS VENDER un producto. Y, para vender, debes entender que los buenos resultados no se producen por casualidad, sino gracias a un trabajo de fondo. Métete en la cabeza que tú no eres menos que el profesional. Él también empezó desde abajo. Tendrás un considerable plus si actúas con criterio y ganas, muchas ganas. Además, tus compradores no distinguirán entre vendedores ocasionales y vendedores profesionales. Ellos solamente te verán a ti. Créetelo y a por ellos.

¿Más animado para colocar esos 85 objetos restantes? ¿A que sí? ¡Pues adelante! ¡Ah! Olvidaba lo más importante. Cuando dejes de leer este artículo, no te relajes. Es probable que tu pareja te comunique durante la cena que el domingo desea comer en casa de su madre. En tus manos está venderle una mejor opción que disfrutar de un exquisito pastel de brócoli. Piensa que tu amigo místico también te vendió que la felicidad se basa en quedarse con cien objetos.

Mónica Mendoza

Top 100 Speakers Spain en la categoría de Ventas, Marketing y Motivacion, según la agencia Thinking Heads. Licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), ha realizado un máster en Dirección Comercial por EADA y un Programa de Crecimiento de Empresas por el IESE.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *